miércoles, 11 de noviembre de 2009

"EL PAPA NEGRO" SE RETIRÓ DEL TOREO EN BELMEZ


Manuel Mejías Rapela tomó el apodo de Bienvenida, debido a la localidad pacense donde nació el 12 de febrero de 1884.

A partir de los siete años se trasladó a Sevilla, donde ya empezó a torear. El 18 de diciembre se presentó en Madrid como becerrista, volviendo a los cinco años como novillero, donde en la lidia de un encierro de Villamarta recibió su primera cornada grave.

El 4 de octubre de 1905 tomó la alternativa en Zaragoza, de manos de Algabeño, en presencia de Lagartijo Chico. "Huidor", de la ganadería de Benjumea fue el toro del doctorado, al que Bienvenida le cortó una oreja. La confirmación tuvo lugar el 14 de marzo de 1906. Algabeño fue de nuevo padrino de la ceremonia, lidiandose astados de Miura y Murube.

Todo estaba dispuesto para verse consagrado como una gran figura del toreo, sin embargo, el 10 de julio de 1910 se encerró en la plaza de toros de Madrid con seis astados del Conde de Trespalacios. Vestido de grana y oro, Bienvenida comenzó a un gran nivel, hasta que salió el tercero, de nombre "Viajero", corneandole de tanta gravedad, que le hizo parar de inmediato su trayectoria ascendente. Afortunadamente, y tras largos meses de terribles curas, Bienvenida sanó, pero, ya nunca volvió a ser el mismo torero.

En 1917, en plena decadencia viajó a América, en busca del puesto que ya no podía ocupar en España, y probablemente en busca del dinero que no le daban en su país.

A su regreso, Manuel Mejías Rapela toreó su última corrida de toros el 9 de septiembre de 1924 en la plaza de toros e Belmez, junto a manolo Belmonte, lidiando un encierro de Pérez de la Concha.

Una vez retirado se instaló en su conocida residencia de la calle General Mola. "El Papa Negro", como le bautizó el famoso revistero DON MODESTO, se dedicó plenamente a forjar una auténtica dinastía de toreros. Cinco de sus seis hijos varones fueron matadores de toros famosos: MANOLO, PEPE, ANTONIO, ÁNGEL LUIS, y JUAN.

Una auténtica institución fue el padre de los Bienvenida en el toreo, quien a pesar de no ver logrados sus deseos de consagrase como figura, si consiguió crear una de las dinastías más emblemáticas e importantes del toreo.

Manuel Mejías Rapela murió en Madrid el 4 de octubre de 1964.

2 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

El 13 de marzo de 1927, El Papa Negro se cortó la coleta en El Toreo de México, matando dos toros de San Diego de los Padres. Sus hijos, los hermanos Manolo y Pepe Bienvenida, le desprenden el añadido y lidian 4 erales de Xajay esa tarde.

Saludos desde Aguascalientes, México.

FERNANDO RIVERA dijo...

Gracias por la visita y el comentario en el blog amigo Xavier González Fisher. No conocía el dato de la citada actuación. A los belmezanos les dejó su última corrida de toros en España en la plazaa de toros cordobesa de Belmez. Aprovecho la ocasión para agradecerte que seas un seguidor del blog BELMEZ TAURINO.
Seguimos luchando por nuestras tradiciones taurinas.

Publicar un comentario