domingo, 22 de noviembre de 2009

EL PASEÍLLO DEL PERDÓN


Ya es hora de hablar claro sobre la corrida de toros de 1979.

Y le doy las gracias de antemano al anónimo que ha sabido transmitir con su comentario, en la entrada que hacemos felicitando a TOMÁS MORENO, lo que ocurrió en un festejo taurino donde hubo en la plaza un torero con honradez, a pesar de lo que se le iba a venir encima si alcanzaba el éxito aquella tarde de Feria en su pueblo; al lado nada más y nada menos que de un Benítez que venía de vuelta, para llevarse más de lo mismo y quitar mucho como sucedió.

No me imagino de quién puede tratarse el comentario, pero, me parece que ha sido tan sincero que le dedicó la imagen que mostramos del paseíllo de aquella corrida de toros en Belmez.

Desde siempre he oído hablar el mismo comentario acerca de aquella tarde.

El torero de Palma del Río, que ya había toreado en Belmez como matador de toros, se anunció en el cartel como: Presentación del ídolo de multitudes Manuel Benítez "El Cordobes". No estuvo muy bien, cortando tan sólo una oreja. Tomás Moreno, toreando en su pueblo, y sin que nadie le regalara nada, se conformó en cortar las cuatro orejas y los dos rabos de sus toros.

Al anónimo no tengo el gusto de conocerlo, sí conozco a mi buen amigo Manolo Cabanillas, al que echamos en falta por Belmez los aficionados. Siempre estuvo al lado de Tomás, dándole toros como podía, porque como profesional taurino sabía que teníamos en Belmez a un torero de pies a cabeza.

Su ultimo toro vestido de luces, el que le pegó la cornada en 1993 se lo brindó a él.

Estas son las injusticias por la que ha pasado el torero de Belmez. Y YA ES HORA DE QUE TODOS NOS VAYAMOS ENTERANDO

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Las injusticias por las que ha pasado el torero de Belmez y por las que pasan miles de toreros más, amigo Fernando. Las injusticias de este cruel y a la vez fascianante mundo del toro, en el que es un acierto, un axioma (aunque ya resulte un tópico) lo de que el de menos peligro y el más honrao dentro de él es ese: el toro.

Soy el anónimo aludido, querido amigo, muy vinculado tiempo ha a Manolo Cavanillas. Visitaré con sumo gusto de vez en cuando este tu blogs de atrayentes y sinceros perfiles. Escibo con el sinónimo de "El Mayoral" y así reapareceré por esta tu noble bitácora. Conozco la Plaza de Toros de Belmez y también algún que otro belmezano aficionado. No sé si fue a principios de la pasada temporada o a finales de la anterios me desplacé a ver a Jose Luis Moreno que alternaba con Padilla y no recuerdo quién era el otro.

Saludos

Anónimo dijo...

Por cierto, amigo Fernando, ¿Qué pasó de Manolo Ventura, el novillero de Belmez que llevó Cavanillas?. Me parece que ese era su nombre. Tambien le oi decir al mismo Cavanillas que este chaval había tenido suerte fuera de este mundo del toro. ¡Cómo me alegraría saber que ha sido así!. Me gustaría saber si mantiene aú en su poder el primer bestido de luces. ¡Con qué ilusión lo adquirió permutado por un caballo, al que renunció con el mayor dolor de su alma... ¡Qué buen chaval era y cómo lo recuerdo cn bastante frecuencia...!

Saludos
"El Mayoral"
Saludos

FERNANDO RIVERA dijo...

Querido amigo, además de darte nuevamente las gracias por tus visitas y comentarios,te comento que el que fuera novillero belmezano Manolo Ventura, lo considero para mí persona como algo más que un amigo.
No podré olvidar nunca sus comienzos en éste complicado mundo taurino, difíciles y duros; pero, con una gran ilusión como bien dices; porque Manolo, además de ser un extraordinario torero, es una excelente persona.
Te puedo asegurar que actualmente se encuentra en una situación privilegiada. "Cambió" los trastos de torear por libros de estudio,realizandio varias carreras con su titulación. Como bien te dice Cabanillas ha tenido mucha suerte fuera del toro, pero, creéme que se lo ha ganado a pulso.
Pronto lanzaremos una entrada dedicada a él.
Por cierto hace mucho que no sé nada de Cabanillas. Él me conoce bien, si tienes probabilidad quisiera ponerme en contacto con él. MUCHAS GRACIAS Y SALUDOS.

Publicar un comentario