viernes, 20 de noviembre de 2009

FELICIDADES ¡¡TORERO!!


Llegar a convertirse en matador de toros no es tarea nada fácil. Más aún cuando el camino hasta alcanzar esa meta propuesta, ha sido tremendamente dura y difícil. Sin embargo nuestro torero belmezano, puede sentirse orgulloso de haber logrado el objetivo, a pesar de los imponderables e injusticias que existen en el toreo.

Tomás Moreno Ortíz apodado en sus inicios como El Tempranillo, nació en la localidad cordobesa de Baena el 20 de noviembre de 1944, y a los pocos meses de su nacimiento, sus padres llegaron a Belmez; donde permaneció toda su infancia y juventud hasta que decidió tomar nuevos rumbos en busca de la fiebre torera que lleva en sus venas.

Para llegar a convertirse en matador de toros, comenzó su andadura taurina por tierras de Castilla, jugandose la vida en esas duras y arriesgadas capeas. Más tarde formó parte del Espectáculo cómico de El Bombero Torero. Su presentación en Madrid como novillero con picadores tiene lugar el 1 de julio de 1972. Al año siguiente, el 8 de abril debuta en la Maestranza de Sevilla, donde corta una oreja y da una vuelta al ruedo, llegando a sumar un gran número de novilladas, que le permiten tomar la alternativa en una plaza de 2ª categoría como es Tarragona; plaza en la que cosechó un importante número de triunfos.

Un cartel de auténtico lujo para quien estaba llamado a ser una auténtica figura del toreo.

El malagueño Miguel Márquez, en presencia de Dámaso Gonzalez, fueron los encargados de alternativar a un nuevo torero de Córdoba, lidiando reses de D. Fermín Bohórquez el 20 de julio de 1975.

A partir de esta fecha todos sabemos la lucha que ha llevado TOMÁS MORENO. Las corridas comenzaron a ser más duras, las ocasiones de vestirse de torero más escasas, y la tan ansiada oportunidad de poder torear en Córdoba- su tierra- como matador de toros nunca le llegaría; encontrándose el torero de Belmez en una situación inexplicable que no la comprenden ni los propios profesionales de la Fiesta.

TOMÁS MORENO lo ha dado todo por Belmez y para Belmez. Aquellas tardes de triunfos importantes, donde dejaba a un lado a las figuras. Aquellas tardes de miedos en los tendidos, donde junto a Gallito de Zafra- ambos- encogieron el corazón de todos los aficionados de la provincia cordobesa, ó aquella tarde de feria en 1993, donde derramó su sangre en el albero de la plaza que más quiere y le ha dado en el toreo...

Hoy 20 de noviembre de 2009, estoy seguro que será un día muy feliz para el torero belmezano. Pero, estoy convencido que será un día más de entrenamiento, de lucha constante pensando en la próxima temporada; esperando como tantos años ver anunciado su nombre en el cartel de feria de su pueblo. Porque los toreros que nacen con la casta y la entrega que tiene Tomás, nacen y viven en torero todos los días de su vida.

Nosotros seguiremos con la misma lucha y entrega que él lleva, dándole nuestro apoyo y ánimo hasta que él quiera. FELICIDADES ¡¡TORERAZO!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades maestro un abrazo de mi y de parte de mi padre tu amigo Vicente el municipal.
Vicentin(mozo de espadas de Curro Leal)

Anónimo dijo...

La guinda final a nuestra plaza de toros seria , un busto o monolito con la figura de nuestro gran torero "TOMAS MORENO" creo que se lo merece. Un saludo de un aficionado belmezano.

FERNANDO RIVERA dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario aficionado belmezano. Es más, no me cansaré de repetir que el matador de toros TOMÁS MORENO, es digno merecedor por toda su trayectoria taurina de un reconocimiento institucional en toda regla por parte de nuestro Ayuntamiento. Y la organización de un magno Festival taurino en su Homenaje, donde participen destacadas figuras del toreo, que han sabido valorar la lucha del torero belmezano.
Un Saludo y gracias por vuestras visitas.

Anónimo dijo...

No conozco a Tomás moreno, pero tengo muy presente el día que un belmezano taurino, Manolo Cavanillas, afincado en Ciudad Real, me contaba cómo en cierta ocasión lo pusieron en Belmez junto a Manuel Benítez "El Cordobés". Según Manolo Cavanillas le anticiparon al humilde Tomás Moreno que si sabía ser discreto en beneficio de El Cordobés, la gran figura, se vería compensado con algunos contratos más. Tomás Moreno, ni corto ni perezoso, aquella tarde se entretuvo en cortarle todos los apéndices a sus toros.... La consecuencia, ya se la pueden imaginar: Tomás Moreno no volvió a torear ante el veto del poderoso del flequillo.

Publicar un comentario