domingo, 23 de agosto de 2009

25 AÑOS DEL MANO A MANO GALLITO, TOMÁS


El próximo 9 de septiembre se cumplirá el 25 aniversario del famoso mano a mano que protagonizaron los diestros Tomás Moreno y Gallito de Zafra, en la plaza de toros de Belmez la temporada de 1984 ante reses del ganadero sevillano y afincado en Belmez D. Julio de la Puerta.


Fue un auténtico "corridón" de toros, propio de una plaza de primera categoría, recordado por los aficionados no ya solo por la extraordinaria presencia de los ejemplares lidiados, también por la caída del cartel del reciente matador de toros Fermín Vioque, que en esa misma temporada tomaría la alternativa en la feria de Córdoba, obteniendo el Trofeo Municipal Manolete. Vioque estuvo presente en los corrales de la plaza momentos antes a la celebración del sorteo, presentando después certificado médico que le impedía su participación en el festejo, hecho caracteristico que marcaría en el comienzo de su carrera taurina al torero de Dos Torres.

Ante tales circunstancias los matadores de toros Tomás Moreno y Gallito de Zafra tomaron la decision de lidiar la corrida, quedando el cartel en un mano a mano entre dos toreros con pocos contratos a sus espaldas, pero, valientes entre los valientes, que con su esfuerzo y arte pusieron en vilo los corazones de los aficionados, en la que ha sido sin duda la corrida de toros más destacada en la historia taurina de Belmez.
El ganado resultó extraordinario. Toros con una presencia y trapío imponente, donde los toreros a pesar de sus pocas actuaciones estuvieron a la altura, demostrado ser merecedores de mayor atención en los despachos. Un total de seis orejas y dos rabos le cortaron a la corrida de toros, destacando el quinto astado de nombre Dictador, premiado con dos vueltas al ruedo, que trajo de cabeza tanto a público como a toreros en el tercio de varas, empujando de tal forma que metió al caballo y picador dentro del callejón, rompiendo dos tandas de tablas, incluso con el estribo de cemento que las sujetaba.

Tal fue el éxito del festejo que optaron volver a repetirlo al mes siguiente, y el 12 de octubre con motivo de la festividad de la Virgen del Pilar y Fiestas en Pya. , como así anunciaba el cartel, estaban de nuevo estos dos auténticos torerazos al frente de las cuadrillas, en la que seria otra importante corrida de toros con triunfos destacados de toreros y ganadero, de las que sin duda crean afición, y que echamos a menudo en falta por las diferentes plazas de nuestra provincia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aún tengo en mi retina imágenes de aquella corrida y eso que sólo contaba con 11 añitos, menudo juego dieron los jaboneros enviados desde la Valdivia, bueno o desde samaniego que ese dato lo desconozco.
Los que realmente aunduvieron de cabeza toda la tarde fueron los carpinteros, esos si que tuvieron trabajo de reparación urgente.
Salu2. Manuel-Asturias

FERNANDO RIVERA dijo...

Gracias por tu comentario Manuel de Asturias. El ganado llegó desde La Valdivia, aunque desconozco si el nacimiento de alguno de ellos fuera en la Finca Samaniego. Yo contaba dos años más que tú, estuve presente en las dos corridas y creéme que fueron las que me hicieron sentirme apasionado por éste mundo del toro. Más cuando pude ver como se jugaron la vida a carta cabal esos dós auténticos héroes del toreo. SALUDOS .

Publicar un comentario